Postgrado en Marketing Online Comunicación y marketing digital

Universitat Autònoma de Barcelona

¿Qué tipos de métricas existen?

Lo primero que hay que decir es que no hay métricas sin objetivos: si no tenemos claro para qué estamos en Internet, de nada servirá nuestro análisis. Siguiendo este hilo, las propias métricas pueden clasificarse en función de los objetivos que queremos conseguir.

Métricas para medir la adquisición / atención. El motivo más evidente por el que una empresa suele estar en Internet es para llamar la atención de la gente, informar de quién es, los servicios que ofrece, etc. Eso implica analizar la atención que tenemos, o dicho de otra manera, nuestra cuota de mercado. Aquí distinguiríamos entre:

a) La atención más material o cuantitativa. Es la audiencia que tenemos en comparación con la competencia, o la audiencia que tenemos a través de Google.

b) La atención mental. Implica saber, por ejemplo, la audiencia que tenemos en relación a un concepto concreto o la influencia que tenemos en el sector cuando hablamos nosotros. Esta es una información difícil de conseguir.

Métricas de comportamiento / vínculo. Una vez nos damos a conocer, queremos mantener un vínculo con nuestra audiencia. Aquí podemos analizar la cuota de conversación que tenemos, algo que podemos hacer desde dos perspectivas:

a) A nivel de push, es decir, de la influencia que logramos tener sobre nuestros clientes potenciales (por ejemplo, a través de la viralidad de un post en Facebook).

b) A nivel de pull, es decir, del feedback que recibimos de nuestros usuarios. Aquí podemos analizar cuánta gente se pone en contacto con nosotros para sugerirnos mejoras (o quejarse) y analizar nuestra capacidad de respuesta.

Métricas de conversión. Cuando tenemos objetivos relacionados con ventas o enfocados a conseguir contactos tenemos objetivos de transacción (o conversión). Son fundamentales en las web de e-commerce y generación de leads y se pueden medir a dos niveles:

a) Midiendo macro-transacciones, por ejemplo, las ventas de nuestra tienda.

b) Midiendo micro-conversiones, es decir, los logros previos que debemos conseguir antes de que se produzca una macro-transacción (por ejemplo, que un usuario visualice una página de producto e inicie un proceso de compra).

Métricas de producto. Es utilizar nuestra presencia en Internet para extraer información relevante que nos ayude a mejorar nuestros productos. Por ejemplo, en una web de automóviles, podemos averiguar qué características interesan más sobre un vehículo concreto.

– Finalmente, no hay que olvidar las métricas u objetivos relacionados con la satisfacción del cliente.Aportan muchísimo valor a cualquier compañía, por ejemplo a nivel de fidelización del cliente.

Un buen recurso para tener una panorámica general sobre las diferentes métricas de la analítica es The Big Book of KPIs, que podéis descargar gratuitamente.

 

* Más información del Postgrado en Comunicación y Marketing Digital

Alfredo Ruiz

Experto en estrategias de comunicación y contenidos para empresas y personas. Especializado en posicionamiento de marca, Content Marketing y mejora de Currículum. Autor de “Guapos y pobres” y otros libros inclasificables. Apasionado de la divulgación y la comunicación. Más sobre mí en www.madeinalf.com/home


Danos tu opinión!

Danos tu opinión!

mensaje

name *

email *