Postgrado en Marketing Online Comunicación y marketing digital

Universitat Autònoma de Barcelona

¿Qué ética y valores se asocian a Internet?

Los orígenes de Internet provienen de científicos con la voluntad de compartir su conocimiento para ser reconocidos en su comunidad y de técnicos o becarios apasionados por la tecnología. Curiosamente, muchos de ellos estaban muy influenciados por la contracultura americana del momento: congregaban del espíritu de libertad de los años 70 y querían huir de cualquier forma de represión así como expresar libremente sus ideas y pensamientos.

Toda esta contracultura está basada en el hippismo, en la idea de cuestionar lo establecido, de no hacer lo mismo que hacen tus padres, lo cual refuerza el carácter anárquico de Internet en sus orígenes. Hablamos de la primera generación que decide romper con la tradición: para ellos Internet fue el caldo del cultivo ideal para dar a conocer esta cultura.

Tal como explica David Casacuberta, hasta los 90 la mayoría de documentos que había en Internet eran textos científicos o contraculturales. De hecho, uno de los primero hits fue la Guía de cocina del anarquista, una especie de recopilación de recetas para hacer el mal (desde hacer bombas a cultivar marihuana…).

Por ello, si Internet es como es hoy, no es a causa de la tecnología sino porque los padres de la Red tenían una agenda específica en mente: desarrollar una red libre de comunicaciones. Más allá, se trataba de una alternativa a la ética capitalista basada en el trabajo, el esfuerzo y la productividad… Desde sus inicios se propone una nueva ética basada en la creatividad, la libertad de creación y desarrollo, priorizando la importancia del capital intelectual sobre el de producción.

Consecuentemente, se trata de un sistema basado en la meritocracia (tú vales según tus méritos, según tu aportación a la comunidad). Cuando más ofreces, más recibes (atención, reconocimiento…). Cuanto más participas y más interés muestras en un proyecto, más te devuelve la comunidad. De hecho, toda Internet está basada en esa idea (¡no en la democracia!). De hecho, el mismo algoritmo de búsqueda de Google se basa en ella: cuanto más links dirigen a un contenido, más relevante es para el buscador.

Actualmente, Internet es activista, contracultural, abierta y en ella prima la auto-organización y la ausencia de jerarquías. No obstante, hay que destacar que Internet podría cambiar y convertirse en una especie de Gran Hermano donde el control fuera total, cosa que ya pasa en algunos países como China.

De momento, hoy la Red es un espacio libre que los gobiernos (democráticos) no saben cómo controlar.

* Más información del Postgrado en Comunicación y Marketing Digital

Alfredo Ruiz

Experto en estrategias de comunicación y contenidos para empresas y personas. Especializado en posicionamiento de marca, Content Marketing y mejora de Currículum. Autor de “Guapos y pobres” y otros libros inclasificables. Apasionado de la divulgación y la comunicación. Más sobre mí en www.madeinalf.com/home


Danos tu opinión!

Danos tu opinión!

mensaje

name *

email *