Postgrado en Marketing Online Comunicación y marketing digital

Universitat Autònoma de Barcelona

¿Cuál es el contexto actual del SEO?

Hoy estar bien posicionado en Internet significa existir en Google de manera relevante en relación a unas determinadas palabras clave o combinaciones de palabras clave. Google tiene el monopolio del tráfico procedente de buscadores especialmente en Europa, donde copa más del 90% del mercado (en EE.UU acecha el 80% ). Además, ha conseguido una cosa muchísimo más valiosa: hacernos creer a todos que

Internet empieza en Google, y que por tanto lo más natural es que su cajita de búsqueda aparezca como página de inicio cada vez que abrimos un navegador.

Si Google ha tenido tanto éxito es porque soluciona un gran problema: el acceso a la información. Vivimos rodeados de montañas de datos, y tanto ruido nos aturde. El business de Google consiste en satisfacer esa necesidad: ordena los datos de manera que, dada una pregunta, nos retorna un sinfín de respuestas ordenadas en función de su relevancia y su pertinencia. El modelo de negocio se complementa con la monetización de ese tráfico, principalmente, por ahora, con AdWords.

El modelo tiene plena vigencia, aunque no está exento de riesgos. El principal es que el paradigma cam- bie. Por ejemplo, Facebook planteó en su día un nuevo paradigma de Internet donde todo estuviera en su red social: las personas en sus perfiles; las empresas en sus páginas de empresa. ¿Para qué tener mi página web si con el perfil de Facebook ya puedo relacionarme con mis usuarios y crear mi E-commerce? Afortunadamente ese nuevo paradigma de Facebook no se ha impuesto (digo afortunadamente porque creo que hubiera resultado en un empobrecimiento notable de Internet). Seguro que el Señor Google coincide conmigo.

Otra amenaza más relevante es la que se explica en el artículo The Web is Dead. Long live the Internet, publicado en Wired: vivimos en el tránsito del paradigma desktop (ordenador de sobremesa) a un escenario donde de la batalla la ganan los dispositivos móviles (smartphones, tablets, wereables).

El riesgo viene de que en el nuevo paradigma ya no nos relacionamos con Internet a través de un navegador (Chrome, Firefox, Explorer…), donde Google es el rey, sino a través de aplicaciones.

La solución: ubicarse un paso antes. En lugar de ser el rey del navegador, ser el rey del sistema operativo. De ahí Android. Pese a estos riesgos, hoy por hoy el SEO sigue siendo la principal fuente de captación de tráfico. Requiere trabajo, inversión y tiempo, pero ofrece un balance entre costes y beneficios muy competitivo en comparación con otras disciplinas de captación como puede ser el Pay per click (PPC).

A veces se aborda esta disciplina con el planteamiento inicial que el SEO es algo mágico, una especie de ciencia oculta que se basa en poner ciertas palabras y etiquetas en lugares recónditos del HTML que nos harán aparecen en los primeros resultados del buscador. Así era el SEO hace 15 años.

Hoy el SEO es una colección de buenas prácticas relacionadas con la web. Cada vez que hacemos una mejora en la accesibilidad, en el texto, en la usabilidad, en la velocidad de descarga de la web o en la arquitectura de contenidos, estamos haciendo SEO y mejorando nuestro posicionamiento ya que estamos facilitando el acceso a la información por parte del buscador. Cuando hacemos webs excelentes hacemos un posicionamiento excelente. Hoy el SEO es un conjunto de buenas prácticas donde Google se ha convertido en el evangelizador por excelencia.

* Más información del Postgrado en Comunicación y Marketing Digital

Alfredo Ruiz

Experto en estrategias de comunicación y contenidos para empresas y personas. Especializado en posicionamiento de marca, Content Marketing y mejora de Currículum. Autor de “Guapos y pobres” y otros libros inclasificables. Apasionado de la divulgación y la comunicación. Más sobre mí en www.madeinalf.com/home


Danos tu opinión!

Danos tu opinión!

mensaje

name *

email *