Postgrado en Marketing Online Comunicación y marketing digital

Universitat Autònoma de Barcelona

Conceptos clave sobre servidores e infraestructuras

Un servidor es un ordenador o software destinado a proveer a otros ordenadores (denominados clientes) de un determinado servicio. Para que estos datos puedan ser entregados, servidor y cliente deben estar conectados a través de una red. Hay muchos tipos de servidores y su característica común el modelo cliente-servidor.

En este esquema un cliente es cualquier dispositivo que pueda conectarse a los servidores y utilizar los recursos disponibles (desde páginas web hasta una impresora). La naturaleza del dispositivo puede ser muy variada, desde ordenadores a tablets o incluso electrodomésticos.

Un servidor es cualquier recurso dedicado a responder a los requerimientos del cliente. No debemos aso­ciarlo únicamente a un elemento físico, puede ser una aplicación, y no debemos asociarlo a ningún tipo de tecnología. Por ejemplo, un servidor Web puede ser desde un pequeño PC con un sistema operativo Linux y una aplicación Apache o un gran computador distribuido con un sistema Unix y una aplicación Oracle Web Server.

Tampoco debemos pensar que los servidores son elementos exclusivos de servicios Web, o están rela­cionados como las bases de datos. Existen tantos tipos de servidores como aplicaciones se puedan crear, desde juegos (MMORPG) a radios (Spotify). Algunos ejemplos de los servidores software más comunes en la Web podrían ser:

Servidor de base de datos (Database Server): Provee servicios de base de datos a otros programas o computadoras.

Servidor web (Web Server): Básicamente sirve contenido estático a un navegador, carga un archivo y lo sirve a través de la red al navegador de un usuario. Este intercambio es mediado por el navegador y el servidor que hablan el uno con el otro mediante HTTP.

Servidores de aplicaciones (Application Servers): Designados a veces como un tipo de middleware (soft­ ware que conecta dos aplicaciones), los servidores de aplicaciones ocupan una gran parte del territorio entre los servidores de bases de datos y el usuario, y a menudo los conectan.

Por otro lado, en el proceso de comunicación entre el cliente y el servidor nos falta definir el protocolo de comunicación. Este concepto se refiere a cómo definimos los mensajes entre los dos elementos implica­dos.Existen muchos y variados, pero en el mundo de Internet hay dos que nos deben sonar:

-El Protocolo de Control de Transmisión (TCP), que permite a dos ordenadores establecer una conexión e intercambiar datos siempre que estén en la misma red.

-El Protocolo de Internet (IP) que se utiliza para comunicar dos elementos que están en redes distintas (aquí es donde nos encontramos las famosas direcciones IP como por ejemplo: 69.5.163.59).

Por encima de estos protocolos básicos, debemos establecer lo que se llama un protocolo de aplicación. Es decir unos mensajes que se enviarán sobre el protoloco IP pero que solamente entienden el cliente y el servidor del mismo tipo. Es decir, si mi servidor utiliza un protocolo de aplicación HTTP solamente se po­drán conectar a él clientes que entiendan (y hablen) este protocolo. Hay muchos protocolos de aplicación, pero algunos de los más comunes son:

HTTP: Utilizado para transferir hipertexto por Internet. Es el más usado en Internet y su propósito es per­mitir la transferencia de archivos (principalmente, en formato HTML) entre un navegador y un servidor Web mediante una cadena de caracteres denominada dirección URL.

FTP: Protocolo de Transferencia de Archivos. Una de las operaciones que más se usa es la copia de ficheros de una máquina a otra. El cliente puede enviar un fichero al servidor y puede también pedir un fichero de este servidor.

SMTP: Es el protocolo estándar que permite la transferencia de correo de un servidor a otro mediante una conexión punto a punto.

* Más información del Postgrado en Comunicación y Marketing Digital

Alfredo Ruiz

Experto en estrategias de comunicación y contenidos para empresas y personas. Especializado en posicionamiento de marca, Content Marketing y mejora de Currículum. Autor de “Guapos y pobres” y otros libros inclasificables. Apasionado de la divulgación y la comunicación. Más sobre mí en www.madeinalf.com/home